BIOGRAFIA     OBRAS     BLOG     PRENSA     CONTACTO

 
Nieblagrís

«La ciudad no siempre se ha llamado así. Antes, cuando no era todavía una ciudad importante, tenía un nombre distinto. Pero un día empezó a crecer, y a llenarse de coches, y de fábricas, y de humo. El humo fue tiñendo las casas de color ceniza. Al verla, comentaban los turistas: “¡Madre mía, esta ciudad está inundada de niebla gris!”. Y todos se dieron cuenta de que era cierto, así que empezaron a llamarla simplemente así, Nieblagrís. Los vecinos fueron olvidando poco a poco el antiguo nombre, y hoy ya nadie lo recuerda, ni siquiera los más ancianos. Incluso yo lo he olvidado.

[…]

En
Nieblagrís hay enormes edificios que rozan el cielo. Y mucho más abajo, a sus pies, cientos de casas diminutas sumergidas en la niebla. Para estas pequeñas casas, los grandes rascacielos de más de veinte pisos son como gigantes. Y junto a una de esas casas diminutas está tomando el sol la abuela Camelia.

¿Dije “tomando el sol”? Bueno, más bien está buscando el sol.»


SINOPSIS

Otto vive en una oscura selva… de rascacielos. Sólo la abuela Camelia recuerda cómo era la ciudad antes de llenarse de coches, de fábricas y de humo. Sólo ella es capaz de inventar historias para olvidar la niebla que lo inunda todo. Pero cuando el más alto de los rascacielos empieza a crecer justo al lado de su casa , Otto y su abuela deciden que ya no pueden aguantar más. Y juntos ponen en marcha el plan más disparatado del mundo: escalar los treinta y nueve pisos de la gran Torre Everest para encontrar el aire y la luz que les han robado. ¿Puede el espíritu de aventura de dos montañeros transformar una ciudad entera?